Buscar Buscar

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete a nuestro blog y recibe mensualmente en tu correo electrónico, las noticias más relevantes.

CATEGORÍAS
BANPAÍS > 30 de marzo, 2021
COMPARTIR:

En vacaciones hay que cuidarse del sol y seguir medidas de bioseguridad

Cielos despejados, árboles floreados en todo su esplendor y la fresca brisa matutina anuncian que la época de verano llegó. Todos en la familia esperan con ansias las vacaciones para disfrutar del sol, la arena, el mar, la piscina o la barbacoa juntos. 

Y es que no hay nada mejor que disfrutar del sol por la mañana, sentir la fresca brisa correr entre los dedos, el viento acariciando nuestro rostro, la arena en los pies y ni hablar del vaivén de las olas… como encanta sumergirse en el agua. (Seguro que te transportaste a ese momento y se dibujó una sonrisa en tu rostro). 

Es realmente relajante pensar en eso, pero también debemos seguir algunas recomendaciones en cuanto a los cuidados al exponernos al sol, así lo confirman los especialistas de la American Cancer Society. Por eso a continuación, te compartiremos importantes consejos para que tomes conciencia de los daños que pueden provocar los rayos ultra violeta en la piel dependiendo del tiempo de exposición. 

Hora de tomar el sol

En cuanto a los horarios recomiendan tomar el sol de 8:00 - 10:00 a.m. y por la tarde, después de las 4:00 p.m. Es muy importante seguir esta indicación para evitar la luz del sol ya que en ese período de tiempo los rayos son más fuertes. Y algo más, no olvides usar sobrero, sombrilla, gafas de sol y sobre todo protector solar.

Si tienes piscina es recomendable ducharte antes y después de bañarte para retirar de la piel los gérmenes y restos de productos de limpieza. 

Protección para la piel

Lee las indicaciones del producto y asegúrate que tu protector solar, contenga dióxido de titanio, óxido de zinc y avobenzone para una mejor protección. Aplícalo sobre todo tu cuerpo y espera 20 minutos para que la piel lo absorba y comience a actuar, mejor si lo haces en casa. Luego rocía el repelente. 

Debes repetir la rutina cada dos horas, y usar al menos una onza para obtener una capa gruesa de protección. No importa cuál sea tu tipo de piel, protégela contra los rayos solares y el deterioro del medio ambiente con una crema hidratante antoxidante y un filtro SPF. 

Cuando lo apliques, presta mucha atención a tu cara, orejas, cuello, brazos y cualquier otra área del cuerpo que no esté cubierta por la ropa. No hay que olvidar los labios; también existen bálsamos labiales con protección solar. Si utilizarás repelente contra insectos o maquillaje, aplica primero el bloqueador solar. 

Look de verano e hidratación

Los especialistas de American Cancer Society recomiendan usar conjuntos de ropa fresca de preferencia en algodón como camisas manga larga, pantalones largos, faldas largas y en tonos oscuros ya que estos proveen más protección.

Es necesario ingerir tres litros de agua para mantener hidratada la piel. Recuerda que el agua es la encargada de transportar nutrientes, eliminar toxinas y regular la temperatura del cuerpo, entre otros. 

Evita consumir gaseosas, ya que éstas son las responsables de la aparición de celulitis y deshidratación de la piel. 

Alimentos saludables

En cuanto a la alimentación es importante seguir una dieta rica en antioxidantes que actúan como una barrera solar y además promueve un efecto “glow” en la piel.

Los recomendados por los médicos son: Zanahorias, duraznos, blueberries, espinacas, tomates, frijoles, lentejas, nueces y pescados, especialmente salmón.

La ingesta de vitamina C aumenta la producción natural del colágeno, procura aumentar su consumo días antes de broncearte, y disfruta del rico sabor de la sandía, guayaba, mango, melón, ciruelas y tamarindo. También toma jugo de zanahoria, el betacaroteno favorece y prolonga el bronceado ya que estimula la síntesis de melanina. Hidrátate con jugos naturales como: Tamarindo, maracuyá o limonada, ya que aportan nutrientes a la piel. 

Cuidado con los niños

Los niños necesitan especial atención, ya que suelen pasar más tiempo al aire libre y no están conscientes de los daños que causa la exposición al sol. Si sabes que tus hijos se queman fácilmente, toma medidas de precaución adicionales, limita su exposición al sol y colócales bloqueador solar. 

Al disfrutar de tus actividades al aire libre, cuídate y sigue las medidas de bioseguridad. Recuerda que tienes disponible los canales electrónicos y de consulta de Banpaís, y que no hay mejor tiempo que el que se comparte en familia y que los mejores recuerdos no dependen del lugar sino de la calidad de experiencia que se vive al lado de los tuyos.